Seleccionar página

Responsable día de la mujer 🙂

por | 9 Marzo 2017

Estaba pensando en el mes de la mujer y pensaba en qué podría hacer este mes que fuera de beneficio a la mujer.

Vivo en una sana convivencia entre géneros

Pensé en las mujeres que conozco y no se me vino a la cabeza que alguna estuviera pasando una situación difícil por ser mujer. Me sentí afortunada de moverme en un ambiente de sana convivencia entre géneros.

Pero luego me di cuenta que no es así y es probable que ustedes también conozcan la situación que voy a contar.

MENTIRA

Tengo un conocido, de quien vamos a omitir todo detalle para conservar su privacidad, que desde la invención de whatsapp, pertenece a un grupo en esa aplicación “exclusivamente” para hombres conformado por varios de sus amigos. ¿Medio se imaginan de qué trata el grupo?

Obviamente no conozco lo que pasa dentro ese grupo a santo y seña pero por lo que me ha dicho, mandan frecuentemente fotos y videos de mujeres con poca ropa enseñando mucha piel en posiciones sugerentes.

Cuando me lo contó lo dijo con risa, como si mandaran chistes.

Me fue súper raro. Pero enseguida pensé que era una cosa normal.

Reflexionando sobre el mes y el día de la mujer me di cuenta que esto no estaba padre.

Muchos hombres argumentarán que sólo ven. Pero lamentablemente eso no aplica para todos.

La violencia sexual contra la mujer funciona como la cadena alimenticia.

Hay elementos grandes, fuertes y terroríficos como el león. Lo comparo con la trata de blancas. Estos elementos se alimentan de otros más pequeños y así sucesivamente hasta llegar a la base.

¿Alguien ha visto el tamaño de la merienda de un plankton? Es imperceptible ¿Qué daño podría hacer? Lo comparo con “sólo ver”. Imperceptible y qué daño podría causar.

Considero que la base de todo es “sólo ver”, luego vienen las revistas que lucran con estas imágenes legales, luego la pornografía y así sucesivamente hasta la trata de blancas.

Todo ese mundo es muy ajeno a muchos de nosotros, especialmente de quienes creemos vivir en un ambiente de sana convivencia entre géneros.

Confieso que he sido cómplice

Hoy quiero confesar que he sido cómplice porque ser testigo de una injusticia y no denunciar o hacer algo por detenerla nos vuelve cómplices.

Es darle nuestro permiso de que suceda.

He sido cómplice.

Porque normalicé que exista un grupo de whatsapp para compartir ese contenido y no dije nada.

Porque en una cena en casa ajena el hijo mayor de la familia usó y se creo oportunidades para denigrar a la mujer, nadie le dijo nada, sus papás sólo le decían que le bajara sin que fuera escándalo y yo pensé que estaba despechado y no hice nada.

Porque tengo otro conocido que me ha insultado de frente y sin filtros por ser mujer y yo seguí la conversación para no darle importancia a lo que decía, como si no fuera importante. Y no le dije nada.

A mi alrededor no hay violencia escandalosa contra la mujer pero permito que se cuelen gotas de violencia como si fuera “normal”.

También temo caer en un extremismo y ningún extremo es saludable.

Una vez mi jefe me dijo respecto a manejar un grupo de Facebook “Prefiero caer en el umbral de borrar demasiadas publicaciones que dejar colar publicaciones que no van al caso”.

Creo que prefiero caer en el umbral de no permitir ni un chistecito de violencia contra la mujer que dejar colar la violencia por presentarse como microorganismo.

Ustedes ¿qué piensan?

Lo pregunto en serio, no como para crear una discusión agresiva o hacer estallar una guerra en los comentarios.

El caso es siempre, aunque les suene cursi, construir un mundo mejor.

Espero conocer su opinión 🙂

P. D. Aquí está la versión en video. Son 7.43min 🙂 Puedes adelantarle al 0.42 donde comienza todo.